Cómo adaptar un vehículo a la nueva normativa europea

¿Tienes un vehículo antiguo o anterior a 2015? ¿Estás pensando en adaptarlo a la última normativa europea anticontaminación para evitar problemas futuros? En este artículo te detallamos en qué va a consistir esta nueva normativa europea —la ampliación de EURO 6— y cómo adaptar el vehículo a la misma para reducir la contaminación a través de las emisiones de gases.

¿Qué es EURO?

Las normativas EURO son un conjunto de requisitos adoptados por la Unión Europea para establecer unos límites aceptables para las emisiones de los gases contaminantes de combustión interna del vehículo. La normativa europea anticontaminación, o normativa europea sobre emisiones, se va actualizando cada cierto tiempo (EURO 0, EURO 1, EURO 2… EURO 6) con medidas cada vez más restrictivas en base a las cuales se establecen prohibiciones y restricciones de circulación de vehículos en Europa.

La acción principal de la normativa europea anticontaminación y la regulación de las emisiones EURO es controlar la emisión de gases contaminantes a través de 2 marcadores. Estos son:

  • Según los gases tóxicos: Tanto los vehículos diésel como los de gasolina emiten una serie de gases que resultan tóxicos para la salud de las personas. Estos gases son los derivados de la combustión de los hidrocarburos. Los mismos ocasionan la aparición de monóxido de carbono (CO), óxido de nitrógeno (NOx), óxido de azufre (Sox), partículas sólidas o aerosoles (PM) o hidrocarburos sin quemar (HC).
  • Según los gases que generan el efecto invernadero: En este caso nos encontramos ante un gas específico y que es conocido por todo el mundo. Este es el dióxido de carbono (CO2).

¿Cuál es la última normativa europea sobre emisiones?

La última normativa europea anticontaminación es la conocida como EURO 6. Esta entró en vigor en 1 de septiembre de 2015 y fue implementada con el fin de reducir la emisión de partículas (PT) y los óxidos de nitrógeno (NOx) en los vehículos, concretamente en los vehículos diésel. La normativa EURO 6 establece una serie de marcadores máximos que no pueden ser sobrepasados por los fabricantes de vehículos o por los vehículos que se registran hasta la fecha.

Esta normativa de emisiones EURO sigue actualmente en vigor, aunque con el tiempo ha ido evolucionando y tornándose más restrictiva. Hasta el momento ha habido tres ampliaciones con la normativa europea 6b y la 6c (2018). Y la tercera normativa europea sobre emisiones es mucho más restrictiva y está vigente desde el 1 de septiembre de 2019: hablamos de la EURO 6d-TEMP (también conocida como EVAP-ISC).

La EURO 6d representa un cambio en la medición de los gases de los vehículos. El sistema de control de emisiones de escape es mucho más estricto, por lo que los fabricantes deben hallar la forma efectiva para ajustarse a los valores establecidos y poder pasar las pruebas antes de la venta del vehículo, mejorando su tecnología con sistemas de medición más precisos y reales e instalando sistemas de postratamiento de gases de escape mejores, por ejemplo. La EURO 6d ha conseguido sustituir el sistema de regulación de gases NEDC —con el cual se dio cabida a engaños y trucos para poder pasarla, como el conocido caso Dieselgate de Volkswagen— por el sistema WLTP, que pretende ofrecer cifras de homologación mucho más cercanas a las que obtendrá el usuario en los desplazamientos.

Así mismo, y como paso intermedio desde el 2020 hasta el 2021, la EURO 6d permite que durante las pruebas de conducción real se pueda emitir 1,5 veces más de óxido de nitrógeno (NOx) según lo reflejado en la ficha técnica. Con el fin de que en 2023 este factor de conformidad sea igual a 1 en todos los vehículos. Emitiendo un máximo de 80 mg/km de NOx con respecto a la EURO 5 que permitía hasta 180 mg/km.

¿Cómo puedo adaptar mi vehículo a las nuevas normativas?

Si cuentas con un vehículo antiguo, al menos inferior al año 2015, hay varias medidas que puedes llevar a cabo para poder adaptarlo. Lo ideal es recurrir a una empresa especializada en este tipo de adaptaciones, como es Filtersolutions, si bien lo primero que debes tener en cuenta es qué tipo de carburante emplea, es decir, si es de gasolina o si es diésel para poder indicárselo a quien diseñe e instale el sistema de control de emisiones de escape.

Ello te servirá, así mismo, para poder circular en las zonas de bajas emisiones para las cuáles se prevé la prohibición de la circulación de vehículos que no cumplan con los estándares marcados por la regulación EURO, como será el caso de algunos lugares de Madrid y Barcelona, así como algunos países europeos, como Francia y Alemania —siempre y cuando el requisito no se limite a la utilización de vehículos eléctricos exclusivamente—.

Instalar un catalizador

Una de las opciones que puedes emplear para reducir la emisión de gases contaminantes para el medio ambiente es la instalación de un sistema de postratamiento de gases de escape. Estos funcionan de manera similar a la de los filtros de partículas, aunque su acción es mediante una reacción química que se conoce como catálisis. Con ella se lleva a cabo la separación de los gases que resultan dañinos y que provienen directamente desde el motor, desasociando las partículas de NOx, de HC y provocando la reacción del CO, entre otras.

Instalar un sistema SCR

El sistema de reducción catalítica selectiva es un dispositivo que se instala en los vehículos diésel para reducir la emisión de los gases tóxicos que se emiten a la atmósfera. La tecnología SCR actúa mediante una reacción química que transforma el NOx en H2O y en N2, es decir, en compuestos que no resultan perjudiciales para la salud de las personas. El mismo funciona mediante el uso de un agente reductor que se conoce como AdBlue. Este es el responsable de que se produzca la reacción química en el catalizador.

Actualizar el software

Si tu vehículo fue uno de los afectados por el caso Dieselgate para reducir las emisiones de diésel, lo más aconsejado es que actualices el software de tu vehículo para evitar que siga malinterpretando los datos o “tests”. De esta forma tu vehículo estará actualizado, además, el mismo suele ser llevado a cabo por las marcas fabricantes. Así mismo, puede ser aplicado en todos los vehículos diésel que cuentan con una centralita informática.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitar Presupuesto